Enlaces Google

Fran Sánchez: Futbolista forjado con una mentalidad ganadora

Con Fran Sánchez, llega el segundo capítulo de 'Promesas Ocultas'. Fran es un futbolista madrileño de veinte años recién cumplidos que juega en la posición de lateral derecho, aunque también se desenvuelve bien en la banda izquierda. En la actualidad, milita en la RSD Alcalá, del Grupo II de la Segunda B. Es un placer poder presentaros a este joven diamante por pulir, pero que, cada domingo, deja presentes destellos de una enorme calidad.

Si hay algo importante en el fútbol, es saber reflejar en el terreno de juego todos y cada uno de los rasgos de tu personalidad. Nuestro protagonista del día de hoy cumple a la perfección con esta característica, mostrándose sobre el césped tal cual es con todo su entorno.

Fran Sánchez es un lateral, como se suele decir, de largo recorrido: nunca descuida la faceta defensiva, pero no son pocas las veces que se suma al ataque, teniendo una enorme capacidad de desborde por banda; su uno contra uno tampoco es nada malo y, además, se desenvuelve a la perfección en el área contraria, algo que deja entrever que también rendiría bien en posiciones más adelantadas. Además, a pesar de su juventud, este madrileño suele brillar por su atrevimiento y desparpajo cuando tiene el balón en los pies, y es que poco o nada intimida a un Fran Sánchez al que estas dos cualidades le están ayudando a crecer futbolísticamente a pasos agigantados.

En defensa, Fran Sánchez es uno de estos laterales que llegan a caer pesados a los atacantes rivales; como él mismo nos dice: "No les dejo ni respirar; disfruto muchísimo cuando el interior se va jodido para casa porque no ha podido desarrollar su juego"

A pesar de que su pierna buena es la derecha, también tiene un gran toque con la zurda, algo a lo que lleva sacando partido desde pequeñito como él mismo reconoce: "Si el balón me llega a la izquierda, no me lo pienso lo más mínimo; desde que era un niño he tenido facilidad para controlar y golpear el balón con ambas piernas y es un recurso que considero importantísimo en el fútbol de hoy en día". Además, pese a su estatura -174 centímetros-, Fran va muy bien de cabeza, algo que deriva de su enorme potencia en el salto.

A quien no le conozca, le sorprenderá ver en Fran Sánchez un futbolista de dos caras bastante diferenciadas: una vertiente muy física y luchadora en la faceta defensiva que choca frontalmente contra los grandes destellos de calidad que puedes vislumbrar cuando se suma al ataque. 

Nuestra Promesa Oculta de hoy es un enorme luchador y no da un solo balón por perdido; se deja la piel en el campo hasta que el árbitro pita el final del partido -algo que, además, es capaz de contagiar a sus compañeros-; refleja a la perfección sobre el césped la ambición que tiene en la vida, y es que no le basta con ser bueno, Fran quiere ser el mejor, algo que comparte con nuestro primer protagonista, Alexis Urueña, y que yo considero clave en un futbolista que aspire a ser grande.

Aunque correcto tácticamente, quizás sea una de las facetas en las que Fran tenga un mayor margen de mejora y, en mi opinión, es importante que aprenda a encajar los contratiempos de forma que comience a superarlos en el mismo momento en el que éstos se producen; creo que debe reducir su tiempo de reacción ante los reveses.

Fran Sánchez, nuestra promesa oculta

Por lo demás, Fran es un excelente compañero; que transmite un buen rollo increíble al resto del grupo; que fomenta la unión del equipo; que siempre está dispuesto a escuchar los consejos que, sobre todo los veteranos, le dan cada día; que lo da todo en cada entrenamiento ya que, según nos dice él mismo: "Según entrenas, así juegas"; que muestra una enorme ambición en todo momento y que tiene una increíble capacidad de superación, y es que, cuanto más alta es la barrera que le ponen en el camino, más alto es el salto que da para sobrepasarla. 

Cuando a alguien le gusta su trabajo, se ve desde leguas de distancia, y Fran Sánchez es un joven que ama el fútbol con todas sus consecuencias: se levanta pensando en fútbol, come pensando en fútbol, duerme pensando en el fútbol... El fútbol es su día a día: el que le quita las penas, el que ocupa cada hora, el que le quita horas de sueño por las noches pero, sobre todo, el que le hace feliz.